Wifi gratis
Web oficial

Un nuevo estudio relaciona cómo los colores pueden afectar a la calidad del sueño Hotel Reding Croma en Barcelona

Mejor precio garantizado

Reserva ahora

AL

Un nuevo estudio relaciona cómo los colores pueden afectar a la calidad del sueño del Hotel Reding Croma

Detalle noticia Hotel en Barcelona

Un nuevo estudio relaciona cómo los colores pueden afectar a la calidad del sueño

El azul y el púrpura son los colores que más condicionan las horas de descanso

Cuando uno se escapa de viaje a cualquier lugar del mundo, siempre hay un punto que está entre los objetivos: poder dormir lo más cómodamente posible. Quizás es un viaje en el que no está previsto una gran cantidad de horas de sueño o, al contrario, sólo se desea buscar el descanso completo. La cuestión es aprovechar al máximo las horas de desconexión para poder sacar rendimiento a la agenda del viaje. Ante esta circunstancia, un reciente estudio ha señalado que hay un factor que muchos pasan por alto a la hora de querer conciliar el sueño: ¿de qué color es la habitación en la que se va a dormir las próximas horas?

Esta última investigación ha sido realizada por Travelodge y h analizado un total de 2.000 hogares a lo largo de toda Inglaterra para poder determinar en qué medida influían los colores en la calidad del sueño de los residentes.

Los resultados descubrieron que hay un tipo de receptores en los ojos, llamados células ganglionares y que controlan el ritmo al que funciona el cerebro humano durante todo el día, sirviendo como punto de encuentro de factores como la luz y el sueño.

Esta relación de factores viene condicionada por ese color que se reparte por la habitación en la que uno va a dormir y que, según el estudio, puede calcular hasta la media de tiempo que uno conseguirá descansar dependiendo de cuál sea:


• Azul: 7 horas y 52 minutos
• Amarillo: 7 horas y 40 minutos
• Verde: 7 horas y 36 minutos
• Plateado: 7 horas y 33 minutos
• Naranja: 7 horas y 28 minutos
• Rojo: 6 horas y 58 minutos
• Oro: 6 horas y 43 minutos
• Gris: 6 horas y 12 minutos
• Café: 6 horas y 5 minutos
• Púrpura: 5 horas y 56 minutos


Cómo se puede observar en la tabla anterior, existe una diferencia de hasta casi dos horas si uno mira el tiempo registrado entre el color azul y el púrpura. Pero si se sabe que hay colores que restan tiempo de sueño y otros que ayudan a alargarlo, ¿cómo puede aprovecharse uno y otro color?

La principal utilidad de escoger entre uno y otro puede depender del nivel de rendimiento que uno quiera obtener del viaje. Lo ideal para ello sería poder acceder a un hotel que tuviera disponibilidad de una amplia gama de colores en su habitaciones, como es el caso del Hotel Reding Croma, en Barcelona.

En una ciudad con una oferta tan variada y con tantas opciones, tanto a nivel de ocio como cultural o de descanso, este hotel está preparado para cualquier objetivo que se plantee el visitante. Su gama de colores en las habitaciones registra el azul, amarillo, verde, naranja y rojo. De esta manera pueden ofrecer una diferencia de algo más de una hora de sueño entre y otro extremo de la paleta cromática.

Por tanto, si uno quiere aprovechar el viaje al máximo, quizás la mejor opción sea escoger una de las habitaciones del primer piso del hotel, todas de color rojo, para aprovechar cada una de las jornadas a lo largo y ancho de Barcelona. En cambio, si se desea tener un paso más tranquilo por la ciudad condal, el azul podría ser el color escogido, asegurando más horas de sueño con las que estar más descansado y ver las diferentes rutas de una manera mucho más tranquila durante el día.

Algunas buenas razones para reservar con nosotros